La anatomía del hombre invisible.


Más allá de la ciencia ficción y las películas de terror, ¿existen fundamentos no disparatados para crear a un hombre invisible?, y ¿Qué características presentaría un ser que no absorbe ni desvía la luz? Por medio de unos cuantos conceptos que aprendimos en la escuela elemental y razonamiento, argumentaremos las particularidades de un organismo invisible. Con tal sustento racional, podemos afirma que se puede construir un artilugio para crear el camuflaje perfecto: Un hombre que no se puede ver.

Cuando se rompen las leyes naturales que cocemos cotidianamente, el pavor se presenta. Múltiples mitos de numerosas civilizaciones muestran fantasmas vacuos y seres que sólo se pueden sentir, nunca se alcanzan a ver. Entonces, podemos deducir: Las criaturas invisibles son parte del miedo colectivo de nuestra civilización.

En tiempos más recientes, encontramos numerosas películas de terror, las cuales popularizaron la idea del hombre invisible. Encontramos en 1933, "El hombre invisible" de james Whale, una de las primeras obras del tema de la adaptación del libro de H. G. Wells , En los últimos filmes realizados encontramos "el hombre sin sombra" (the hollow man) con Kevin Bacon. En ambas películas, un científico virtuoso descubre el secreto para suprimir el color de los cuerpos; él emplea su prodigio para saciar sus deseos, sin importarle el dañó que causa.

El hombre invisible es un ser extraordinario, inverosímil. Porque la capacidad de no ser visto tiene sus consecuencias naturales. La luz blanca es constituida por otros haces de luz, pero de un color particular. Un objeto cualquiera al ser alcanzado por la luz absorberá una cantidad de energía de modo selectivo. Las leyes de la mecánica cuántica muestran que cada átomo y molécula absorben ciertos colores, que podemos emplear para identificar a la sustancia. La absorción de los colores por la materia es como una huella digital; un medio de identificación único.

Adicionalmente, toda la materia desvía – de su trayectoria original – a la luz no absorbida. Puede trasmitirse o esparcirse la luz. Por ejemplo, la ley de Snell, que rige el diseño de diversas clases de lentes, afirma que un rayo de luz altera su camino cuando atraviesa una capa de aire hacia un material transparente (e.g. un cristal, vidrio, agua). Por eso, un vaso de vidrio lleno de agua puede servir como una lente, distorsionando graciosamente a los objetos. Por otro lado, la haces de luz pueden al esparcirse en diversas direcciones, por ejemplo en una superficie rugosa, como en un vidrio esmerilado, los rayos de luz puede no ser absorbidos, mas no se trasmiten en una dirección única. Un ser que no absorbe luz, pero desvía los haces lumínicos, se puede observar. Del mismo modo que un vaso limpio de vidrio con agua clara lo identificamos claramente en la mesa de nuestro hogar, o en el caso de un rayón en una ventana nueva.

Otra característica interesante del hombre invisible es su total ceguera. Si la criatura no puede desviar los haces de luz, sus ojos no funcionan como lentes, por tanto, no puede enfocar los objetos y no los detecta. Además, el sentido de la vista requiere que la luz enfocada se recolecte en un sensor, al que los médicos llaman retina, la cual transforma la energía de la onda electromagnética en una señal que interpreta el cerebro para formar una imagen. El extraordinario hombre invisible es invidente.

Sin embargo, los gobiernos de países bélicos están ansiosos de tener la capacidad de la invisibilidad. Un camuflaje que permita adaptarse a cualquier tipo de terreno, sin importar la hora del día, no detectable con la vista. Algunas investigaciones buscan usar las fibras ópticas para crear un sistema que de la vuelta a los uniformes militares. De modo que la luz incidente en la espalda de un soldado se trasmita íntegramente en el frente del uniforme. La idea es original pero técnicamente es complicada; es impractico unir todas las fibras ópticas en un uniforme ligero y a ciertos ángulos el soldado es altamente notorio.

Una alternativa para obtener la invisibilidad es la óptica adaptativa. Muchos telescopios emplean una computadora para mover muchos y péquennos espejos, los que cambian la concavidad local del instrumento; las imágenes obtenidas presentan menor distorsión, así funciona la óptica adaptativa para los astrónomos. Ahora, En el caso del desarrollo de la maravilla invisible, consistiría en el uso de trajes llenos de micro-lentes, que contengan a la vez sensores y emisores de luz, regulados por una computadora. Las lentes del tamaño de una bacteria (unos cuantos micrómetros) recolectarían la luz en un sensor, que enviaría una señal a un micro procesador, el circuito administraría rápida y eficientemente las señales provenientes de las lentes que cubren el traje. Finalmente, el circuito enviaría las imágenes a cada la lente antípoda, correspondientemente. Esta es una alternativa para fabricar ropa invisible.

Por todo lo expuesto, el hombre invisible no debe interactuar con la luz. En ninguna circunstancia, No debe desviar, esparcir, ni absorber luz. Lo que provocaría ceguera en una persona invisible. Lamentablemente, este personaje de ficción es deseado para el beneficio de los militares, quienes buscan la respuesta en las fibras ópticas y la óptica adaptativa para alcanzar a crear un hombre invisible.

1 comentario:

  1. Anónimo11:46 p.m.

    Por eso cuando juegas al QUAKE (que antiguo, ¿no?) y te comes la pócima que te vuelve invisible, te afecta todo el cuerpo menos los ojos (se ven dos globos oculares en la pantalla, para que puedas ver).

    Que friki, ¿verdad?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.