Mapa de tendencias de productividad científica por país

Actualmente, el número de artículos indizados y especializados en temas académicos (papers para los amigos), son los que marcan la producción científica de un investigador, instituto y país. De modo que este índice de productividad puede marcar un aumento de sueldo entre investigadores, prestigio para los institutos y una idea de la efectividad educativa de los países.

Así, por ejemplo, Neil deGrasse Tyson nos muestra en el siguiente video un mapamundi normal, después el mapamundi equivalente de producción de papers y una predicción a mediando plazo.


El video es parte de la plática llamada “Adventures of an Astrophysicist”, impartida en la Univerdiad de Washington, Mayo-2011. Con sus excelentes cualidades oratorias, Tyson usa estos mapas para alertar que su país, USA, está perdiendo el liderato científico y eso puede significar perder su buen nivel económico (y cultural).

Pues bien, el mapa que usa Tyson proviene de Worldmapper.org y puedes consultar el poster de esta información para tener la referencia completa.

Mi lectura regional
Con todo, me parece que la proyección para México está sobrevalorada, especialmente porque las bases de datos científicas como Scopus tardan mucho en actualizar las publicaciones de revistas fuera de su zona de influencia. Por ejemplo, yo cuento con un artículo didáctico en la Revista de la Sociedad Mexicana de Física y Scopus no lo ha tomado en cuenta por más de siete meses; mientras que uno de mis artículos en Optics and Lasers in Engineering, han aparecido en la base de datos casi inmediatamente después de ser aceptado por la revista. Este significa que las revistas que tienen el favor de Scopus pueden llegar a tener más impacto entre la comunidad de investigadores, mientras que las que tienen poca visibilidad apenas son leídas por algún perdido en la Internet. Ana Maria Cetto, presidenta del Sistema Regional de Información en Línea para Revistas Científicas de América Latina, ya ha señalado que hay revistas que reciben más visibilidad que otras en esas bases datos tan populares entre científicos. 

A esto hay que sumarle que los presupuestos de ciencia/tecnología del país se han reducido en las últimas administraciones, la falta de objetivos científicos claros y concretos por parte de las gobiernos y sus administraciones. Por ejemplo, apostar fuerte por la química orgánica y verde en una administración de 6 años.

En concreto, si deseamos que México realmente cuente en su producción científica, pues ya es hora de fijar objetivos claros de investigación, empujar por aumentar nuestra visibilidad en Internet (empezando por mejorar la cara de la pag-Web de la revista de la SMF) y dar incentivos económicos a quien sí obtiene papers. Pero si eso no es el rumbo que se desea seguir, pues que se defina uno, al menos que se defina uno.

Video vía amazing.

1 comentario:

  1. Es una pena que se favorezcan unas publicaciones sobre otras. Una duda: ¿Cuál es la fecha de esta entrada?

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.