La milenaria técnica RAKU de la cerámica oriental.


El RAKU es una técnica cerámica de cocción que consiste en sacar del horno las piezas cuando éstas se encuentran a unos 900 grados centígrados. Aproximadamente, por lo tanto, al "rojo vivo". La fotografía que presentamos lo ilustra. Unas piezas de arcilla refractaria (Gres con chamota) que han alcanzado esta temperatura y adquieren este espectacular color. El tipo de cocción utilizado en este caso ha sido de atmósfera reductora, reduciendo la entrada de aire para que la combustión se consiga utilizado el oxigeno que tiene la pieza. Una vez sacadas del horno, se las cubre con serrín, hojarasca, etc. Después, se enfría bruscamente con agua. El choque térmico es brutal, por esto se recomienda trabajar con arcillas resistentes al cambio brusco, una forma de conseguir que la pasta aguante, es agregando al gres chamota, cuánto más gruesa mejor aguanta el cambio de temperatura. Se consigue así un acabado y una gama de colores peculiares.

¿Haz visto los bellos colores de este tipo de cerámica?, ¿En tu comunidad como hacen la cerámica?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.