¿Existe la discriminación positiva a favor de las mujeres?

En muchos países, en muchas empresas, en muchas universidades existen políticas para ayudar en el progreso de grupos sociales que presentan mayores dificultades de progreso que otros grupos. Sin embargo, esta política daña directamente los intereses del resto de la población. Se crea una competencia donde las cualidades de nacimiento son la piedra fiel que decide obtener un empleo o subir de nivel social. Muchos han llamado a este comportamiento: descriminación positiva.

En particular, me gustaría debatir sobre la política de contar con porcentajes obligatorios en universidades para contratar mujeres en puestos de investigación.

Los antecedentes, en México el porcentaje de mujeres dedicadas a la ciencia es pequeño, menor de 30%. Estadísticamente, cuando la sociedad presenta equidad entre hombres y mujeres este porcentaje debería estar oscilando entre el 45% y 55%. En otro caso, nuestro caso, implica que la sociedad es injusta con las mujeres científicas.

Posibles fuentes de esta injusticia:

Machismo en el hogar paterno: Las mujeres pueden ser poco inspiradas para ser científicas, se les tilda de tontas y se les inculca a casarse a temprana edad, no cuentan con una persona que las inspire y guié para progresar en sus estudios.

Machismo en la pareja: Muchos hombres pueden condicionar a la mujer a formar una familia, donde ella se encargue de la cría de los niños y las labores del hogar. Lo que destruye la carrera y aspiraciones académicas de las mujeres. En el caso extremo. un embarazo inesperado condiciona a las mujeres, en muchos casos las orilla al abandono de los estudios y las relega de empleos bien remunerados.

Machismo en la academia: Los casos de misoginia en la universidades son iguales de atroces y comunes que en cualquier empleo. El problema real esta en el acoso sexual que académicos sin escrúpulos hacen sobre las mujeres; lamentablemente, muchas mujeres no denuncian esta práctica. Adicionalmente, algunas mujeres se sienten cómodas ante un acosador pasivo, les permite usar un poco de coquetería para obtener un beneficio, tal vez una buena calificación en un examen final. Sin embargo, hay mucha diferencia entre el acoso sexual y la manipulación social.

Por estas razones y otras, es posible que el n'umero de científicas en nuestra sociedad sea pequeño. En un esfuerzo de equilibrar la balanza en nuestro país se han creado becas especiales de acceso único a mujeres y programas de contratación inmediata a doctoras recién graduadas; en todos los casos ellas deben cubrir una serie de requisitos académicos (los cuales están por debajo de las exigencias de las plazas abiertas a los dos sexos). De este modo se busca dar la ventaja a las mujeres en las futuras contrataciones.

Sin embargo, es importante puntualizar la condición del mercado laboral mexicano en la academia: no hay empleos para investigadores, punto.

La competencia es feroz, los requisitos de edad, publicaciones, trabajo de divulgación y asesoráis a estudiantes hacen muy difícil encontrar una plaza. Los cuadros de investigadores envejecen, también sus ideas; por lo que estos investigadores recurren a sus incondicionales. M'as vale tener un buen asesor de tesis, que una tesis asesorada bien.

Conclusi'on
Hoy en México, contamos con una política discriminatoria positiva para incorpora mujeres a la ciencia; lamentablemente, no hay empleos. Esperemos que esta política incorpore mujeres con vocación a la ciencia, que busquen satisfacer su curiosidad y solucione algunos de los problemas de nuestro país en desarrollo.

La discriminación positiva existe, pero es discriminación al final de cuentas.

2 comentarios:

  1. Hola Vicente

    Muy bueno tu blog, que es uno de mis visitas frecuentes. Soy ingeniero industrial, que, aunque ande metido en el mundo de las empresas, la producción, la gestión y los viles costos, también tiene corazoncito para la belleza de la física.

    Un abrazo desde Concepión, Chile.

    Felipe Gacitúa

    "El camino del Tao no es el verdadero Tao", leí alguna vez.

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada me resulto muy interesante, porque es un fenomeno comun en escuelas y centros de investigacion, siendo sinceros esta discriminacion postiva hacia las mujeres, favoreciendolas con requisitos inferiores al standar daña mucho a la academia, yo conozco algunos casos de Doctoras que nunca hicieron un esfuerzo serio en sus estudios y aun asi van avanzando por esta proteccion y sobreprotección de sus asesores ,es mas algunas tiene cierto tipo de relaciones sentimentales con asesores y compañeros donde ellas sin trabajar demasiado ven sus nombres en publicaciones y articulos que les permiten ir avanzando, hacen uso de la manipulación social y le van cerrando el camino a gente mas seria y con mas aportaciones a la investigación.

    Ahora tambien seria interesante hablar de la discriminacion a la hora de otorgar becas, donde depende mucho de que escuela vengas, quien es tu asesor , como este la situacion politica en CONACYT, incluso hasta de tu apariencia física.

    Caso similar a la forma en que se otorgan becas, tomando en cuenta el promedio mas que nada, siendo que es algo no muy objetivo, ya que hay escuelas que bajan su nivel academico para que sus estudiantes tengan los promedios solicitados por las instituciones que otorgan becas (generalmente instituciones privadas) y que realmente no estan tan calificados para ser ojbeto de otrogamiento de becas y le quitan el lugar a gente con promedios mas bajos pero que vienen de escuelas con estandares mucho mas exigentes academicamente, las becas deberian otorgarse por medio de un examen de oposicion, trayectoria academica y otros parametros pero no solo el promedio.

    Escribi intencionalmente sin acentos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.