El hombre que perseguía una olita

La ciencia esta llena de historias excéntricas. Por ejemplo, aquel ingeniero escoses del siglo XIX, quien estaba a las orillas de un canal, él observaba una barcaza jalada por caballos, cuando estos animales se detuvieron la barcaza en un movimiento violeto formo una onda de buena elevación, alta velocidad y sin deformarse. Tal combinación en la onda le llamo la atención, por lo que monto un caballo para perseguir a la onda.

Esta es la historia que reporta John Scott Russell (1808-1882), quien escribio un reporte matematicamente formal llamado "Report on Waves": (Report of the fourteenth meeting of the British Association for the Advancement of Science, York, 1844 , pp 311-390, Plates XLVII-LVII).

Las observaciones de Scott le fueron útiles en el diseño y construcción de canales. Más aún, estas ondas solitarias (solitones) son importantes pues carecen de efectos de atenuación o esparcimiento, los cuales son comunes en la naturaleza, y limitan las telecomunicaciones eficientes y masivas por fibra óptica. De este modo los solitones son un tema candente de desarrollo de tecnología de trasmisión eficiente de energía o información o ambas

Las ondas están presentes en todos los campos, por ello los mejores matemáticos, físicos e ingenieros han estudiado con disciplina y profundidad sus características. Por ejemplo, en la misma temática de ondas en el agua, puede consultar el articulo técnico sobre los orígenes de las teorías de ondas en el agua (ingles).

Tal vez perseguir ondas es de locos, pero la documentación y la seria explicación es de científicos. Poco importa lo que hagas, lo que cuenta es hasta donde profundizas en tus actividades.

Enlaces de interés:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.