Como en el laboratorio, la cancha y la vida

“Es de humanos equivocarse, es de estúpidos persistir”
Recuerdo la primera vez que rompí instrumental de un laboratorio. Fue una ventana de cuarzo para una cámara al vacío, una vuelta de más a un tornillo para sellar, y la ventana se cuarto. Gran problema, pues tenia que hacer otros ajustes en el laboratorio. Entonces respire hondo y me fui a tomar un café, después de descansar puede continuar con mis actividades. Esa pausa me permitió evitar cometer una cadena de errores, por nervioso y torpe.

De la misma manera, un futbolista, en concreto, cuando recibe un gol un portero, éste debe de recurarse de la mala pasada y estar atento, pues el momento más peligroso es cuando se pierde la concentración.

En la vida cometeremos errores, pues es parte de tomar riesgos y evolucionar. Pero siempre debemos aprender de nuestros malos ratos.

Recuerdo un cuento
, un maestro alpinista le grita a su alumno, quien bajaba una pared de roca.
-Cuidado, las rocas más cercanas al piso están flojas.
Al bajar, el pupilo, se dio cuenta que esas rocas estaban firmes, le pregunto a su instructor porque le dio una advertencia falsa. El experimentado alpinista respondió.
- El camino más sencillo es el más peligroso cuando se pierde la concentración

2 comentarios:

  1. hay rayos me paso apenas se fracturo una lente que ocupaba y todo por error !! cuando me di cuenta de lo que habia pasado me queria morir por que no era mi instrumento !!! hay me dio coraje ....

    ResponderEliminar
  2. @Jimena:

    he visto romper muchas lentes con láseres y su sacrificio fue fructífero en un paper internacional.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.