¿Qué harías con un ejército de microrobots accionados magnéticamente?



En palabras de Cerebro, al contestarle a Pinky: "Tratar de conquistar el mundo". Respuesta demasiado obvia para la compañía SRI, desarrolladores de esta tecnología.

Más bien, La respuesta de SRI es este video, que nos muestra a estos micro-robots controlados por campos magnéticos generados desde la base, por una placa de circuito impreso. A la velocidad de la conmutación de los campos, los robots pueden mostrar velocidades rápidas, hasta ahora, alcanzado los 35 cm/s. El video los enseña  a su velocidad en tiempo real.

Gracias al campo magnético, estos dispositivos se pueden desplazar en paredes verticales o en sobre circuitos deformables de orientaciones caprichosas. Mejor aún, una gran cantidad de robots se pueden sincronizar, semejando un ejercito de hormigas, para realizar tareas en paralelo, mira el minuto 0:40.

A los robots se les puede añadir simples extremidades (tan sencillas como un alambre metálico) para realizar tareas útiles. Así, en el el minuto 0:55, se ven dos robots pegando varillas de fibra de carbono. Primero, uno de ellos pone pegamento al final de la varilla. Después, el segundo robot pone pegamento en el sustrato donde se colocará la nueva varilla, el segundo robot se voltea, moja el final de su segunda extremidad en agua (del vaso rojo), toma la varilla de carbón y la coloca en su sitio.

Cambiando las extremidades se pueden dar otros usos a los robots. En minuto 1.16, un robot toma y acomoda un varilla vertical en un travesaño.

Esta tarea de colocar varillas horizontales y verticales por medio de pegamento, les permitió a los robots construir la entramada estructura de 29 cm de largo de carbón, mostrada en el minuto 2.17. Estructura tan resistente como para soportar 1 kg de compresión.

Entones, ¿Qué hacer con un ejército fieles, confiables y magnéticas de hórmigas? La respuesta de estos chicos es: que fabriquen a la escala de milímetros estructuras, circuitos, productos para toda clase de áreas.

Así que cuando juegues con un pequeño carrito metálico que se desplaza por debajo de una hoja, por la acción "mágica" de imán oculto a la vista de todos. Piensa, ese inocente juego, alguien lo ha llevado a la escala de un negocio y ha construido su ejercito de micro-robots. Sí, a veces los juego se hacen serios y otras más divertidos.

Pero, y tú: ¿Qué harías con este ejército de microrobots?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.