¿Cuál es el propósito didáctico de los videos de demostraciones en física?

Todos aman los videos con demostraciones: profesores y estudiantes, incluso personas que no están directamente relacionadas con la ciencia. La famosa revista The physics teacher incluso tiene una sección especial para esta clase de videos: YouTube Physics. Pero hay una pregunta sin responder sobre tales videos: ¿cuál es el propósito educacional de videos con demostraciones?

El problema es que la demostración por muy asombrosa que sea, por sí sola presenta una conexión artificial a los temas o conceptos de una clase formal de ciencia.

Los usos de los videos demostrativos tienen sus nichos en las clases, por ejemplo:

1) Detonar la curiosidad de los estudiantes y público en general. mostrando que la ciencia es maravillosa. Muchos videos en la red muestran pocas explicaciones, incluso requieren explicaciones muy complicadas para comprendedlos parcialmente. Sin embargo, por su manufactura o por la belleza del efecto mostrado realmente inspiran a la gente a acercarse sin miedo a los temas de ciencia. Por ejemplo, explicar el colapso violento de un tanque por una diferencia de presión es un video muy llamativo y de alto impacto en la atención de los estudiantes. 

2) El video como fomentador de la confianza del estudiante. Ciertamente los videos sirven para ganar simpatía hacia los profesores que ganan más terreno en el uso de materiales digitales. Pero, sobre todo, los estudiantes ganan confianza en los temas revisados, pues les permite ver una aplicación (ya sea de laboratorio o con un ejemplo cotidiano) menos artificial, pues se presenta como una demostración. Para esto el profesor debe estar seguro de utilizar un video que confirme las ideas. Por ejemplo, a mi me gusta terminar una explicación teórica de la ley de Arquímedes al relacionarlo con los posibles efectos del calentamiento global, con un video timelapse de cubos de hielo derritiéndose en una copa. Lo que los estudiantes ya discutieron intuitivamente, ya probaron teóricamente, ahora lo pueden comprobar rápidamente. De este modo, ellos ganan confianza en el proceso de aprendizaje.

3) El video como una pieza de evidencia. En contraste con el punto 2, los estudiantes pueden tener un concepto malentendido en sus mentes; en este caso, el video sirven para consolidar o derribar una idea previa. De hecho, usar únicamente videos puede que no sea de gran ayuda para aprender un tema científico, como afirma Derek Muller. Pues previamente a un video demostrativo pueden tener una idea errónea, ven el video demostrativo, y tratan de explicar lo que ven con sus ideas equivocadas, por lo cual el video sirvió de poco para cambiar de la idea errónea a la correcta. Este puede ser el caso de videos de una pelota suspendida por un chorro de aire, donde los estudiantes creen que la fuerza de gravedad (la famosa g) disminuye, pues la aceleración de la pelota al caer disminuye. En tales circunstancias, es mucho más efectivo si se incluye en la clase una discusión sobre las ideas erróneas, como sugiere D. Muller al presentar las 3 INCORRECTAS leys del movimiento.

El punto es que debemos realizar un esfuerzo para asegurar que la pedagogía en el uso de demostraciones debe ser consistente con lo que muestran las investigaciones en educación que afirman sobre cómo la gente aprende, especialmente cómo aprende matemáticas y ciencias naturales.

De tal suerte, The Physics Education Research User Guide contiene 51 formas diferentes (basadas en investigaciones) en métodos de enseñanza. Por su puesto, 51 diferentes métodos parecen ser demasiados, pero todos tienen un importante factor común: la participación interactiva. El cual es definido por Richard Hake como el método:
“diseñado para promover entendimiento conceptual a través de participación interactiva de estudiantes que se involucran activamente en actividades que requieren inmediata retroalimentación por medio de discusión con sus compañeros o con el instructor u ambos“.
Por lo cual una clase basada únicamente en  videos no contiene participación interactiva.

Así, por ejemplo, en el caso de los videos tutoriales de la academia Khan tienen una ingenua noción de que enseñar significa explicar bien los conceptos, por lo cual lo mejor para mejorar la enseñanza es brindar mejores explicaciones. Para nada, enseñar es sobre crear experiencias que permitan a los estudiantes construir significados de esos temas con su vida y comunidad. No basta con poner videos maravillosos en la red, se requiere que los estudiantes expresen y confronten sus ideas, para luego ellos descubran nuevos conceptos.

No hay atajos para una buena enseñanza, no basta con prender el monitor y atragantar a los estudiantes con información. Los estudiantes deben constantemente poner a prueba sus ideas: desarrollarlas, desafiarlas y construir nuevos conceptos. Los estudiantes deben ser los protagonistas activos en todas sus clases, nunca los espectadores.
---------------------------------------------------------------------
Esta entrada es nuestra aportación al Carnaval de la Física, que en su edición XXVI se organiza desde Cuentos Cuánticos.  

1 comentario:

  1. Muy buena exposición y reflexión. Debemos de usar la tecnología, en este caso los vídeos, de forma integrada y adecuada para reforzar el aprendizaje del alumnado y no como una actividad desconectada y anecdótica.

    Sí, 51 métodos de enseñanza diferentes parecen demasiados. Hoy día ya existe mucha investigación en Didáctica de la Ciencia. Lo que debemos hacer es escoger la herramienta didáctica más adecuada para nuestro alumnado del momento. Tarea difícil, ya que no existe teoría que prediga el éxito.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.