Al fin, el Voyager 1 ha alcanzado el “purgatorio cósmico”

Desde hace mucho tiempo la humanidad se ha auto-definido como naufrago en el Universo. Y es por medio de sondas espaciales robóticas (tales como las misiones Viajeros I y II) que explora y manda un mensaje a la deriva de lo que nos hace humanos, como si fuera una botella de un "naufrago cósmico".
Imagen cortesía de NASA/JPL-Caltech

Como el objeto más lejano que se ha construido en la Tierra, el Viajero 1 (la sonda espacial lanzada en 1977) se encuentra ante lo desconocido, nuevamente. Pues ya ha alcanzado el área fronteriza e indeterminada entre el resto del Universo y el Sistema Solar, el cual se define por la región con presencia clara de viento solar.

Efectivamente, El Viajero 1 ha alcanzado una región llamada “zona de estancamiento” (stagnation zone). Ya que los instrumentos a bordo de la nave espacial han indicado que seguirá su viaje fuera del Sistema Solar, los investigadores a cargo de la misión, esperan que el Viajero 1 transmita hacia la Tierra los primeros datos del espacio inter-estelar en los próximos meses.

Hasta hace un año, los instrumentos del satélite detectaban cantidades constantes de partículas cargadas provenientes del viento solar y que definen la región que ocupa el Sistema Solar. Recientemente, sin embargo, el número de partículas provenientes del Sol descendió dramáticamente. Al mismo tiempo, el Viajero 1 ha detectado 100 veces más partículas provenientes de la galaxia, sugiriendo que la nave ha alcanzado la frontera del Sistema Solar.

Finalmente, los vientos de electrones soplan en dirección contraria para nuestra “botella de naufrago cósmico”.

1 comentario:

  1. Tengo algunas preguntas:
    ¿Qué fuente de energía usan esas naves?
    ¿Qué instrumentos llevan a bordo como para que nos indiquen lo que está pasando a su alrededor?
    ¿Cómo se transmiten los datos que esos instrumentos captan?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.