Hace más de 450 años de la invención del signo de igualdad.

En esta nota recordaremos al inventor y el suceso de la creación del signo de igualdad.

La igualdad es la esencia de las matemáticas. Pues para cualquier operación que realizamos deseamos obtener un resultado (encontrar el valor de la incógnita), por lo que empleamos la igualdad. Por ejemplo, en operaciones como:

* La suma de los ángulos internos de cualquier triangulo es igual a 180 grados.
* La raíz cuadrada de 100 es igual a diez.
* La derivada de la función seno es igual a la función coseno.

En la edad temprana de la matemática todas las operaciones se describían con palabras, pero la transmisión de información era lenta, engorrosa y muchas veces confusa. Afortunadamente, en el transcurso de los siglos, se han adoptado símbolos abstractos que permiten la mayor fluidez de la idea, tanto para quien escribe, como para quien la lee.

De este modo, la expresión "es igual a” requería de un símbolo para escribirla. El médico Robert Recorde (Temby, Gals, 1510-1558), en su obra sobre de algebra The Whetstone of Witte (Londres, 1557), considero demasiado engorroso escribir constantemente "es igual a " y propuso el signo de igual:
“I will sette as I doe often in woorke use, a paire of paralleles, or Gemowe lines of one lenghte, thus: = , bicuase noe .2. thynges, can be moare equalle”.
El anterior párrafo lo podemos traducir como: Podré, como lo he hecho frecuentemente en mi trabajo, un par de paralelas, o líneas gemelas de la misma longitud, así: =, porque no hay dos cosas que sean más iguales.

La simplificación en la simbología matemática ha resultado ser una magnifica aliada para lograr su rápida evolución. Veamos un ejemplo, de Los Elementos de Euclides (II,4, 300AC) encontramos:
“Al cortar una línea recta al azar, el cuadro sobre toda ella es igual a los cuadrados sobre los segmentos y dos veces el rectángulo contenido por los segmentos”.

En términos modernos esto simplemente se escribe:



Los contenidos de las dos expresiones son idénticos, pero el segundo es más abstracto, rápido de entender; por supuesto, cuando estamos familiarizados con la simbología.
Recorde es más conocido por su trabajo matemático que por su labor medica, entre sus meritos encontramos:

* Fue el primero en emplear los signos de + y - .
* Escribió The Grounde of Arts (1549), una de las obras matemáticas más antiguas en ingles.
* The Castle of Knowledge (1551), una obra astronómica que discute las teorías de Copérnico.
* The Pathwaie to Knowledge (1551), un resumen de los Elementos de Euclides.

Recorde murió en la prisión del tribunal del rey en 1558, donde fue puesto por deudas. Al parecer, fue denunciado por su trabajo como controlador de las minas en Irlanda entre 1551 y 1553.

Como estudiantes de ciencias exactas debemos aprender que el uso adecuado de símbolos, su acomodo ordenado y limpio nos permitirá ser más eficientes para poder resolver nuestros problemas, sean matemáticos o no.

Fuente: Revista Ciencia, Vol 58, Academia Mexicana de Ciencias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.