Cosa de economía: ¿Qué prefieres un regalo o un descuento?

Imagina que tu producto favorito (un café, por ejemplo) está de promoción y te dejan elegir entre una (sólo una) de estas dos opciones:

1) Un paquete con un 33% más de café gratis.
2) Un descuento del 33% respecto al precio habitual

¿Cuál prefieres? Contéstalo a la velocidad a la que estiras la mano en el supermercado, ¿qué prefieres?... Después, tomate un tiempo y dinos si cambio tu opinión.

Pues bien, de acuerdo con un artículo del The Economist, los vendedores se aprovechan de la ignorancia matemática de la gente para empujarlos a realizar una compra. Pues un estudio parece mostrar que la gente prefiere algo extra de producto que un descuento en sus compras.

De hecho la gente suele tener problemas para saber cuánto es el pago final después de pasar por un descuento del 20%. Más aún aprovechando que la gente es ciega a los números, los vendedores, a veces,  aplican dobles descuentos. Así por ejemplo, un producto puede tener un descuento inicial del 70%, y le añaden un descuento extra del 30%. Esto no significa que el producto sea gratis, en realidad quiere decir que tú debes pagar 0.21 pesos por un producto que vale 100 pesos, por ejemplo. ¿Qué pasaría si a un descuento de 30% se la añade un 70%? ¿es mejor o igual que el anterior?

Parece que nuestra voluntad está más dispuesta a ceder cuando nos ofrecen un extra tangible, que un descuento. Pero, piénsalo un poco más, si el descuento fuera del 100% significaría que por poner tu cara bonita te regalarían un producto. En caso de aceptar el regalo, pues pagas uno y te llevas dos. La primera oferta es mejor

Así que la próxima vez que vallas de compras, lleva tu calculadora.

Finalmente, estoy seguro que si nuestros estudiantes hacen diferentes ejercicios matemáticos/prácticos  basados en el uso de dobles o triples descuentos y donde se presenten las opciones de regalo vs. descuento pueden hacer que nuestros estudiantes mejoren su economía personal y tal ves obtengan mejores calificaciones en pruebas tipo PISA, pero eso... eso es otra historia.

4 comentarios:

  1. Juan Luis12:40 a.m.

    Pero ¿cuál es la respuesta correcta desde vuestro punto de vista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la idea es hacer las cuentas. Dividiendo las cantidades totales entre el precio final a pagar. Lo que se puede hacer con cualquier otra promoción para compararlas :)

      Eliminar
  2. Anónimo5:05 p.m.

    Juan Luis, imagina que un paquete de café tiene un kilogramo, y cuesta 100 unidades monetarias.

    Si te dan un 33% más de producto al mismo precio, tendrías 1333 gramos por 100 unidades monetarias.
    Si te hacen un descuento del 33% estarías pagando 66 unidades monetarias por 1000 gramos de producto. Con un sencillo cálculo, por 100 unidades moentarias, te darían 1515 gramos de producto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente razonamiento, gracias Anómimo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.