Pagar por publicar: claros y oscuros de las revistas de acceso gratuito

Diagrama que muestra las etapas que siguen las revistas
especializadas para publicar un artículo científico.
La economía del conocimiento es curiosa, por ejemplo: una estampa en un papel es muy costosa por el valor que la comunidad percibe en ese símbolo. Efectivamente, para contar con un articulo científico en una revista de prestigio, el autor debe realizar la investigación, redactar, hacer las figuras (fotos y gráficas), en muchos casos dar formato al texto para que se "vea bien", también debe atender las sugerencias del editor y los árbitros anónimos para mejorar la presentación y compresión del  articulo.

Por su parte, la revista estampa su sello (lo que supone su prestigio) y se supone que se encarga de la distribución y difusión de este artículo especializado. Con todo, en estos tiempos de Internet, cada vez se le pide más esfuerzo al autor para describir su articulo, y queda menos claro cual es el esfuerzo mediático de las revistas.

Peor aún, cuando alguien desea leer uno de estos artículos, él o su institución (universidad o empresa), deben pagar sumas altas (~USD$4 por página). Este modelo de negocio es muy redituable, parece que las ganancias de las editoriales son de aprox. 30% por artículo, del que el autor no recibe ningún dinero extra, sólo el honor de contar con un artículo de sello bonito en su CV. Por su puesto, los referees, que también son investigadores, suelen regalar su tiempo y trabajo.


Este modelo tradicional, funcionaba bien hace un siglo, pues la revista corría el riesgo de la impresión y buscaba a los lectores potenciales de ese articulo. Su trabajo de difusión era más claro y significativo en tiempos predigitales. Hoy, con las facilidades de la Internet para localizar, promocionar y descargar documentos especializados le ha dado más poder al autor para buscar otras alternativas para presentar su trabajo al público.

Actualmente, hay varios movimientos contra las empresas gigantes que siguen el modelo editorial tradicional. Por ejemplo, las autoridades de la universidad de Harvard han declarado que abandonaran la suscripción a las revistas del Elsevier, y otra similares, que además se enfrentan al boicot editorial más médiatico de los últimos años.

Sin embargo, hay otros modelos económicos en las revistas científicas que les permite difundir el conocimiento. Por ejemplo, que el autor además de hacer el trabajo mencionado, puede pagar para que cualquier persona pueda leer el artículo. este modelo es identificado con el open acces.

En este modelo, para que se publique un articulo, previamente aprobado por un referee, se paga una cuota que garantiza que cualquier persona pueda leer el articulo. Personalmente puedo hablar de este proceso, pues he tenido la oportunidad de utilizar los servicios de Optics Express para publicar un artículo, donde la cuota mínima es actualmente de  USD$1018.0 por hasta 6 páginas.

Este modelo donde pagan los autores se a vuelto popular, pues permite facilitar la descarga de información y a corto plazo puede significar más citas. Así editoriales y revistas pequeñas han logrado un gran crecimiento. Tal es el caso de Public Library of Science (PLoS), PLoS-ONE que tiene una cuota de USD$1350 por artículo aceptado y que cuenta con un buen factor de impacto, Pero también Springer ha adoptado el modelo de open acces con SpringerOpen.  Hoy en día, parece que es un buen momento para abrir una revista open acces y de pago por publicar.

En este video (en ingles) nos muestran una animación linda y muy positva sobre lo que significa el open acces.


Los pros del pagar-por-publicar

1) Acceso de la información para todos
Creo firmemente que los resultados de las investigaciones financiadas con fondos públicos, deben estar al alcance de todo el pueblo. Efectivamente, todo el mundo puede tener acceso a esta información, ya se pagó para que todos tengan acceso a ella.

Sin embargo, ni el modelo tradicional, ni el de pago-por-publicar prohíben que los autores repartan personalmente sus publicaciones, o que utilicen repositorios (como arxivvixra, personales o universitarios) para colocar sus pre-prints o sus post prints. Por supuesto, no puedo dejar de mencionar que existen revistas open acces donde el pago lo hace una universidad (vía impuestos del pueblo) en lugar de que sea el mismo autor. Por ejemplo, la Revista Mexicana de Física (SMF) y otras revistas de la UNAM reciben dinero directamente e indirectamente por parte del gobierno, son  open acces y el autor no tiene que pagar por publicar. Existe un directorio de revistas open acces, donde puedes encontrar una gran variedad de revistas y modelos de financiación de estas.

2) Velocidad para publicar
Otra virtud que pueden tener las publicaciones de pago es que el proceso de veredicto (aceptación/rechazo) del artículo puede ser más rápido; esto cuando hay una compensación monetaria al arbitro, lo que no implica un soborno para forzar que se publique el articulo. Regularmente, el proceso lleva seis meses, pero las revistas de pago es de cuatro meses, aproximadamente.

3) Mejora de estadísticas personales
Las revistas de pago-por-publicar son ideales para inflar el CV. Pues al ser rápida la publicación, permite que uno engrose sus estadísticas, de la misma forma lo hace la misma revista.  En muchas ocasiones el factor de impacto de esta revista son altos. Optics Express tiene un factor de 3.7, Plos-One de 4.6. Lo que las hace muy apetecibles para cualquier investigador. 


Los contras del pagar-por-publicar


1) Muchos malos que ensucian a los pocos buenos
Sin embargo, existen revistas de pago por publicar poco éticas. Muchas de estas revistas aunque cuentan con el registro ISI JCR, tienen prácticas editoriales de bajo nivel. Por lo cual la calidad de los artículos ahí presentados es dudosa; esta percepción se ha permeado en muchos círculos importantes; así, contar con un artículo en estas revista brinda poco nivel, escasas citas y algunos comités podrían menospreciar la publicación.

En otras palabras, publicar en estas revistas no garantiza obtener los puntos buscados en la estadística personal o institucional. Jeffrey Beall, del blog Metadata, desde su perspectiva personal realizó una lista de estas editoriales open acces de dudosa reputación, esta lista es controversial, pero deja en claro que no basta con tener un buen factor de impacto, no basta tener un artículo. Falta algo más para hablar de calidad en los artículos científicos. 

Por no revisar la relación entre el arbitro y el autor de una articulo, por no garantizar que el arbitro es un especialista de carrera consolidada y de buena reputación. Osea, por no asegurar una revisión de calidad por pares anónimos es que los editores ensucian a sus revistas científicas.

Así que, junto con las invitaciones para participar en congresos científicos falsos, podemos añadir otra mala practica en el oficio de la ciencia: publicar artículos de baja calidad porque dimos dinero en el proceso, es decir, soborno académico.

2) Hay que definir de donde viene el dinero
Siempre hay que seguir la pista del dinero. Si tu universidad te paga la publicación del articulo, pues adaptate, y que te lo paguen =D. Pero ese dinero es en merma de otro rubro. ¿Seria mejor emplear ese dinero para dar becas a estudiantes?, ¿comprar equipo?, tal vez ese dinero esta mermando a la biblioteca. Aunque para una biblioteca universitaria puede ser mejor el open acces de pago que el pagar suscripciones caras y tener revistas que nadie consulta, ni por vía online. Este es el momento de hacer cuentas.

Conclusiones
Existe una clara demanda para que los científicos obtengan artículos especializados que lleguen a la mayor cantidad posible de colegas. El open acces de pago por publicar ofrece una vía para mejorar la estadística personal, puede ser rápido el proceso para obtener un articulo. Y claramente permite que mucha gente lea el trabajo, por lo cual se pueden obtener varias citas. Sin embargo, el pago-po-publicar no es una garantía de calidad, ni de obtener muchas citas.

Si decides utilizar pago-por.publicar en tus próximos artículos, evita abusar de este modelo, pues a la larga, te reprocharan por sobreusarlo. Y recuerda, puedes también utilizar otros medios para que todo el mundo pueda leer tu trabajo, sin necesidad de violar derechos de autor-comerciales o pagar de más.

Pues, después de todo, también el trabajo científico es cuestión de economía: de donde esta el dinero

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.