¿Y si dejamos caer un imán por tubo de cobre?

Amo la física porque todos los días me regala un asombro. En esta ocasión el magnetismo de un enorme imán reta la intuición y a la propia gravedad en una fantástica demostración de corrientes inducidas. Primero veamos el video y luego demos un explicación.



¿Qué pasa aquí?

El imán crea un campo a su alrededor que puede permear a través de los objetos. Aunque el imán no atrae al cobre, en movimiento el imán si puede inducir una corriente eléctrica dentro del cobre. Esta nueva corriente crea su otro campo magnético con dirección opuesta al campo original. En este caso el campo  inducidos es tan fuerte que disminuye la velocidad de  la caída del imán dentro del tubo de cobre.

¿Viejo conocido?
Demostraciones de corrientes inducidas suelen ser comunes al tratar el tema de electromagnetismo en la clase de física. Haciendo girar latas de refresco sin ser tocadas, mostrando prototipos de frenos magnéticos, haciendo funcionar una estufa,construyendo generadores eléctricos (donde el movimiento del imán crea la corriente eléctrica) son ejemplos de aplicaciones reales para nuestro goce personal y beneficio social. De hecho el efecto de inducción electromagnética lo formuló Heinrich Emil Lenz en 1833, aunque dudo que apreciara una demostración como la del video; pues en esa época se carecía de imanes tan poderosos como los de neodimio (del que seguramente esta hecho el imán del video).

De  hecho, en nuestra vida cotidiana hay tantos imanes y campos inducidos que pueden pasar desapercibidos. Pero de vez en cuando, si ponemos atención a los detalles (como de un sujetapapeles), veremos algo que nos asombrara.

Pregunta para pensar

Los metales son susceptibles a mostrar inducción magnética, el cuerpo humano contienen un porcentaje de hierro. ¿Podemos crear campos inducidos dentro de un humano?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.