Cómo NO poner aluminio derretido

¿Por qué paso este accidente? ¿donde esta el error? se supone los jovenes buscan derretir aluminio y vaciarlo en un molde. Pero algo salio mal




En muchas ocasiones los accidentes del laboratorio suceden. Por ello es importante prevenir los problemas que se puedan presentar. Pero cuando sucedan, evita sentirte demasiado mal.

Pues, el que no hace nada, nada le sale mal.

¿Tú haz tenido algún accidente de laboratorio?

Finalmente para recordar

El fracaso no es una opción.
Es un privilegio reservado para quienes al menos lo intentan.

3 comentarios:

  1. Primero: las pinzas que se usaron para sacar el crisol del horno, muy cortas y débiles, de tal forma que pudieron por si mismas quemar al que manipulaba el crisol. Al calentarse se pudieron deformar con facilidad. Segundo: la lingotera no estaba limpia y contenía escorias que a su vez alojaban gases que al expandirse por el choque térmico, literalmente explotaron, arrojando aluminio fundido en todas direcciones. El aluminio fundido arrojado tiene la propiedad de "pegarse" con facilidad y por ello es muy peligroso, cuando cae sobre uno. Esto no ocurre con metales como el latón ó el hierro, que aunque tengan mayor temperatura no se "pegan". Tercero: la lingotera tal vez la habían usado antes y la habian enfriado con agua y de esta aún habia remanentes, los que explotaron al contacto con el material fundido. En una lingotera limpia y seca, el solo diferencial de temperatura y calor no causa estas explosiones. Cuarto: por ultimo, el metal fundido en el proceso de colarse, pudo haber incluido una bolsa de aire, que al calentarse, se expandio violentamente. Puedo hablar con alguna autoridad, pues he sido fundidor de metales, literalmente durante toda mi vida y ya tengo 53 años.

    ResponderEliminar
  2. Estaba interesado en producir hidrógeno con polvo de zinc y HCl con el fin de hacerlo arder y mostrárselo a los alumnos.

    Lo había probado yo solo varias veces mezclando en un tubo de ensayo los reactivos y poniéndole al tubo un tapón. Después, dejaba salir lentamente el gas y le prendía fuego. Había aprendido a controlar la salida del gas y el hidrógeno ardía sin problema alguno.

    Un día, llevé a los alumnos a mostrarle el experimento. Se me fue la mano al abrir el gas y se produjo una ruidos explosión con vertido del ácido a la ropa y a las zapatillas de las alumnas que tenía más cerca.

    A partir de entonces, ocurrieron dos cosas:
    1ª.- No volví a repetir la experiencia.
    2ª.- Cuando llevaba a los alumnos al laboratorio, se ponían todos en la última fila...

    ResponderEliminar
  3. Jackvo, tu punto 2 es muy chistoso, yo fui alumno y hace algunos años, tengo 22, hicimos una práctica para un concurso, ácido clorídrico y alumninio, obteniendo como gas hidrógeno, se hacía en una botella de vidrio, la temperatura aumentaba, poníamos un globo en la boca de dicha botella, para obtenet el hidrógeno y... así pudiera elevarse, demostrabamos que el hidrógeno era mas ligero que el aire, lo segundo era demostrar que era flamable, lo curioso es que nadie quería hacer explotar el globo por el miedo, eramos unos niños todavía estoy hablando de hace unos 8-9 años, me animé y lo hice, explotaba y el sonido era muy fuerte, y la flama algo grande... todos los de mi equipo se hacían para atras por el miedo, yo también lo tenía pero al menos lo hice :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se produjo un error en este gadget.